Publicado el

La pandemia con perspectiva de género

Te traemos 6 datos que pueden inciar una conversación sobre por qué si eres mujer, probablemente hayas vivido la pandemia de forma diferente a la de un hombre. Lo sospechabas, era visible, pero siempre es necesario tomar algo de distancia.

Vamos a ir uno a uno, pero antes, un recordatorio de una amiga:

Somos el 70%.

Lo recoge la Organización Internacional de Trabajo, la agencia especializada con más experiencia de la ONU, en un artículo del 7 de Abril 2020: «Las mujeres constituyen más del 70% de los trabajadores sanitarios de todo el mundo, incluidos los que llevan a cabo su labor en instituciones de prestación de cuidados».

Nos llevamos el 77% de contagios en esta pandemia.

La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica lo mencionaba en su estudio ya en Julio (a fecha del 17 de julio de 2020) pero para datos más actualizados está el del 3 de febrero 2021 (página 17, penúltimo punto). Ninguna sorpresa aquí.

Hemos llamado un 57.9% más que el año pasado pidiendo asistencia durante el Estado de Alarma.

¿Asistencia con qué? pues con casos de violencia doméstica. Porque hemos pasado más tiempo en nuestra casa con ellos. Los datos los pone La Moncloa en su nota de prensa del 22 de Junio, para el periodo del 14 de Marzo al 20 de Junio de 2020.

Si vives en Escocia, la línea de Domestic abuse funciona las 24 horas:
Scotland’s Domestic Abuse and Forced Marriage Helpline
0800 027 1234 (24 hour service)

El 82% somos madres solas.

Por si nos hace falta más contexto. Según los datos, en los hogares donde hay un responsable, es más probable que la que se haga cargo de los hijos sea una madre. Las mismas que sufren más paro (esto aparece en el mismo artículo que hemos usado como fuente). Las mismas que tienen una tasa más alta de trabajo a tiempo parcial, un 24% contra un 6.8% . Nosotras porque vivimos en Escocia, pero no queremos imaginar qué será un part-time en España.

Si necesitas una pequeña ayuda con productos de higiene o comida, llevamos un food bank los jueves (en Edimburgo): https://piescotland.org/es/resourcesbank-referralform

Y nuestro departamento de Welfare está a tu disposición.

Trabajamos en las casas 88% de las veces. Y, más de la mitad, sin contrato.

Lee hasta el final, que esto te va a sonar. Somos las que cuidan, las que limpian, las que te hacen la compra, las que te hacen la plancha. ¿Quién dice esto? Lo investigó el Colectivo Ioé, lo puso negro sobre blanco en el 2001, y el Instituto de la mujer lo utilizó en su Observatorio 4, a fecha de 2005. El dato está en la página 54 de este pdf, pero en 2011 se preguntaron lo mismo, y salió lo mismo. La parte que nos toca: en España, más de la mitad son (somos) inmigrantes, y ¿sabes por qué nos fuimos de Bolivia, Ecuador, Colombia…? Porque nos faltaba trabajo allí. Bueno, pues el 60% de las que llegamos tenemos que trabajar de forma «irregular», sin seguridad ni condiciones justas. Eso en una época normal, imagina nuestro año 2020.

La última, esta es la que siempre sale. La que es facilita porque se nos ve en la cara si estamos o no:

Somos el 20% del Comité de Emergencia de la OMS.

El comité que decide cómo actuar ante una pandemia lo lleva, en su mayoría, hombres. Ninguna sorpresa aquí, claro, ni en las organizaciones nacionales (un porcentaje similar, este paper nos lo deja claro). Luego que si por qué hablamos en femenino inclusivo.

BONUS TRACK: cuando fuimos las mejores.

El año: 1918. Somos canadienses ahora, pero pendientes del resto del mundo por una pandemia de gripe que llamamos «gripe española». Hay que arremangarse, lavarse las manos, y quizás alguna se anime a experimentar con masa madre. Del teletrabajo nos olvidamos. Sabemos todo esto por los periódicos. Y lo que nos dicen los periódicos, a las mujeres, es:

If you have a soul, you will volunteer at once!’, vamos, que vayamos de voluntarias porque somos buenas. ¿En serio?