Violencia domestica

Este 1 de Abril 2019 entra en vigor en Escocia la nueva ley de violencia domestica. Domestic Abuse (Scotland) Act.

Esta nueva ley completa la anterior (2011) extendiendo a “offence”, o delito, otras formas de abuso que antes no estaban contempladas. Es una ley pionera en el sentido que es única en la legislación del UK y GB (England, Wales y N.Ireland) y quizás en otros países europeos al reconocer toda forma de maltrato psicológico como violencia domestica, y así, lo criminaliza, clasificándolo como delito dentro del derecho penal.

Puntos importantes de esta nueva ley:

  1. Se criminaliza el maltrato, tanto físico como psicológico, y la persona que lo perpetra puede pasar hasta 14 años de cárcel.
  2. Redefine legalmente maltrato como toda acción/comportamiento de unx miembro de la pareja hacia la otra con la intención de causar daño, incluido cualquier comportamiento que esta intencionado a asustar a la victima. Para ello hay que demostrar lo siguiente:
    • Que dicho comportamiento sigue una constante durante un periodo de tiempo. Un incidente aislado no se reconoce como comportamiento.
    • Que dicho comportamiento abusivo es dirigido hacia la pareja: incluye, matrimonio, unión civil, cohabitación o aquella relación donde se estima nivel de intimidad apropiado de parejas (noviazgos, etc.). Esta ley ampara a todos los géneros, y aplica a todas relaciones entre 2 personas
    • Que la intención de la persona que abusa, sea causar daño o su comportamiento sea de tal modo negligente que causa daño; es decir que, aunque la persona no cause un daño conscientemente o que no tenga la intención, su comportamiento si lo causa y es considerado como tal (aquí se contempla los comportamientos de control, aislamiento, coerción, intimidación, amenazas y otros abusos psicológicos). Ejemplo de comportamiento de este tipo es el abuso “by proxy”; es decir daño a las menores o familiares en frente de la víctima y/o uso de estas para coaccionar a la misma causando a la persona estrés y presión psicológica.
    • Que, a los ojos de una persona externa a la relación, se entienda que dicho comportamiento esta intencionado a causar daño al otro miembro de la pareja. Este es un test legal objetivo, es decir, que el impacto a la víctima de este comportamiento no esta bajo cuestionamiento y no es relevante a la hora de probar criminalidad en un juicio. (este punto es bastante importante, ya que anteriormente la acción legal de probar maltrato o delito de abuso recaía en la víctima)

Por “comportamiento”, la ley entiende, que es toda aquella forma violenta, intimidatoria o amenazante en contra de una pareja o en contra del las menores o familiares cercanos a la relación y que tiene como resultado los siguientes efectos:

  • Obligar a la pareja a ser subordinada o dependiente de la otra parte, por ejemplo, controlando las finanzas o impidiendo acceso a dinero o cuentas bancarias;
  • Aislar a la pareja de su circulo social y de apoyo: amigas, familia, compañeras de trabajo etc. o forzar la salida de casa, cancelando planes o manipulando con excusas para retener a la persona;
  • Control, regulación o monitorización de las actividades diarias de la persona, así como negar el derecho a la privacidad invadiendo cuentas bancarias, llamadas continuas etc. y castigarla si no cumple con dichos requerimientos o no contesta a las llamadas;
  • Privar o restringir de la libertad de acción de la persona: no darle llaves de la casa o prevenir de trabajar o dejar la propiedad.;
  • Humillar, asustar, degradar o castigar a la pareja. A través de insultos directos diariamente o la fabricación de situaciones (como enfermedad o incidentes para alarmar a la víctima) o fabricación de historias, también llamado luz de gas.
  • Esta nueva ley también contempla los agravantes al delito de maltrato y violencia domestica, es decir un agravante seria cuando el maltrato se produce en presencia de una menor. Agravantes significa que puede tener una sentencia mas larga. Es suficiente con que la menor este presente y sea testigo, aunque no se le haya dañado físicamente.

Impacto de la nueva legislación. 

Estos cambios en la ley están orientados a proteger a las víctimas considerando la realidad de la violencia domestica y de lo que sufren estas personas psicológicamente día a día, dándose un marco legal que permite ciertos estándares legales a la hora de probar la violencia domestica en los juzgados. Por ejemplo, en la ley inglesa, la persona que perpetra violencia/abuso tiene que tener intención de hacer daño a la víctima para poder ser procesada, en Escocia ya no existe ese requerimiento.

También se contempla la violencia domestica como acciones coercitivas, de control, tratamiento degradante etc., sin que exista pruebas de violencia física. Contemplar legalmente el maltrato psicológico como delito es primordial y un paso hacia delante en las leyes que protegen a las víctimas de violencia domestica, ya que causa igual o mas daño que la violencia física. Con este progreso en la legislación, esta ley también protege a las menores/familiares de la realidad diaria de estos abusos.

Scottish Domestic abuse helpline
Helpline 0800 027 1234

Divorcio, separación, custodias, etc. (en proceso)

  • Divorcios y separaciones.

Mientras el matrimonio se haya producido en Escocia o si se ha producido en otro país, la pareja tiene residencia en Escocia, el procedimiento legal esta sujeto a las leyes escocesas. Si no es así, el divorcio tendrá que tramitarse en el lugar donde se celebro dicho matrimonio.

Para poder tramitarse un divorcio, sin menores al cargo de la pareja, hay que estar separados de hecho y poder probarlo legalmente, un periodo mayor a 2 años. Excepciones a esta normal legal serian separación por adulterio, abandono de hogar y/o maltrato.

  • Custodias de menores

En Escocia la ley llama “residencia” a la custodia. La ley escocesa no da pautas sobre donde residirían las menores en caso de separación y divorcio, ni el tiempo que deberían pasar con cada padre/madre. Lo que premia es la menor y su salvaguarda siempre.

Madres, casi sin excepción, tienen la residencia. Padres, si son reconocidos como tal ante la ley – ya sea por matrimonio o por reconocimiento legal en la partida de nacimiento – tienen también acceso a dicha residencia. Ambos tienen los mismos derechos y responsabilidades con la menor por ley, (informacion sobre derechos y deberes parentales – gobierno escocés)  con excepciones como abuso, maltrato, negligencia o abandono que tienen que ser probados ante un/a juez/a.

Normalmente lxs juecxs, al tener la salvaguarda del menor en mente siempre, llegan a concurrir sentencias que pueden parecer frías y/o que no toman en cuenta las opiniones/circunstancias de la madre/padre.

Hay que decir que juicios, siempre, son una disputa legal donde se establecen parámetros de animosidad y conflicto bastante altos. Toda comunicación se hace a través de terceros (abogadas) y es completamente impersonal, ya que se sentencia desde una posición ajena a la familia y a sus circunstancias.

Se aconseja siempre la mediación y conciliación como paso primero, ya que las disputas legales se tienen que utilizar como ultimo método sino se ha podido llegar a ningún acuerdo de residencia o la relación es lo suficientemente conflictiva como para no poder llegar a un acuerdo/contacto.

En Escocia existe la figura cuasi-legal de la mediación, una alternativa mucho mas recomendable y que pone en practica métodos mas orientados a la reconciliación familiar con vista al bienestar de la menor/es y su residencia. Se pueden llegar a acuerdos mediados que se firmarían ante notario y que son legalmente reconocidos sin pasar por un juicio que pueden ser a veces traumáticos.

Mas información sobre mediación, en este link del gobierno escocés.

Para contactar con estos servicios ver web de Family Mediation Lothian (Edin) o Family Mediation Glasgow

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies